Notas MNE

 
 

Asamblea nacional MNE

 

Senadora Dolores Padierna Luna: Compañeras y compañeros muchas gracias por haber venido desde muchas regiones del país y de las delegaciones de la Ciudad de México, gracias, bienvenidas y bienvenidos al cambio verdadero, al cambio verdadero en México.

En el Movimiento Nacional por la Esperanza estamos haciendo historia, que viva el pueblo de México. 

 

 

Hace treinta años se hizo del poder un grupo que tiene la única guía de su acción el saqueo del erario público y la entrega de los recursos naturales a los intereses del gran capital.

El presidente Lula, hoy bajo acoso judicial en Brasil, no por los delitos que se le acusan, sino por haber sacado de la pobreza a 38 millones de brasileños. Lula diría que los insensatos adoradores del mercado nunca sacian su hambre de poder y de dinero.

En México consiguieron privatizar casi todos los bienes de la nación y, en estos años, fueron sobre nuestra más preciada riqueza nacional: el petróleo.

¿Y qué le dieron a los mexicanos a cambio? Una economía maltrecha y estancada, más pobreza y una soberanía nacional en riesgo, ahora bajo el acecho de las locuras del poderoso del norte.

Cuando preparaban la entrega del petróleo, los herederos de Hank y los continuadores de Carlos Salinas, ofrecieron migajas a la mayoría de la población.

Prometieron mejores salarios, pensiones para los adultos mayores, seguros de desempleo, todo el programa social de la capital creado por López Obrador, hacen malos remedos, promesas falsas que nunca han cumplido.

Son la simulación pura y han gastado miles de millones de pesos, de dinero público, en la pretensión de mejorar su imagen.

A los simuladores no les importa entregar a las generaciones futuras un Estado escuálido, roto la paz y son incapaces de regular democráticamente la economía para dar prosperidad a sus habitantes y promover el desarrollo de nuestro país.

Para millones de jóvenes mexicanos sólo hay un futuro de desesperanza. Muchos de los mejores se han ido a buscar la vida en el norte y para muchos otros, que se quedan, hay una realidad de desempleo y cero derechos o, lo que es peor, la posibilidad de ser carne de cañón y víctimas del crimen organizado que manda, como se reconoce desde el alto gobierno, en muchas regiones del país.

El cambio que viene será posible cuando, como ha dicho Andrés Manuel López Obrador, cuando ser migrante sea una opción y no una necesidad.

Al menos desde 1982, la gran promesa neoliberal ha sido que adelgazar y retirar al Estado de sus funciones de promotor de la economía que nos llevaría, según ello, al Primer Mundo, ahora dicen, su candidato dice, que harán de México una potencia, aunque lo único que han conseguido en 76 años que nos han gobernado es poner al país en los primeros lugares de los índices de corrupción y de desigualdad. 

La inmensa mayoría de la población sigue a la espera de ese paraíso terrenal que prometió Salinas como ahora prometen los dos candidatos del sistema, los partidos del régimen.

La realidad que los desmiente todos los días es la de un país donde la mitad de las personas no puede comprar siquiera los alimentos necesarios para su subsistencia. Un país donde 35 millones de hogares tienen un ingreso anual que no llega más que a un salario mínimo.

En las renegociación del Tratado de Libre Comercio, los negociadores de Estados Unidos y Canadá han echado en cara a los mexicanos los bajísimos salarios que se pagan aquí. La mayoría en México tiene ingresos que no permiten vivir dignamente, y la situación se ha agravado en estos años con los aumentos a los precios del gas, la gasolina, la luz, del transporte y otros servicios básicos y con un aumento de impuestos y la creación de nuevos impuestos con la reforma hacendaria que, nosotros jamás hemos avalado.

El modelo económico vigente, que genera la brecha de la desigualdad y somete a las familias a un ingreso miserable, cancela en los hechos los derechos a la educación, a la salud y a la vivienda.

Todo eso, compañeros y compañeras se va a resolver a partir de que nuestro candidato a la presidencia, Andres Manuel López Obrador llegue a Palacio Nacional y encabece las nuevas políticas públicas en favor del pueblo de México.

México debe ser viable económicamente, tiene que terminar la larga noche neoliberal.

Y aunque las elecciones sean un asunto de primordial importancia para nuestro país y una disyuntiva entre lo que hemos padecido los últimos 30 años que es el modelo neoliberal, es eso, el modelo neoliberal y cuidar el Proyecto alternativo de Nación no podemos sustraernos del entorno nacional e internacional.

Esta semana la beligerancia del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha alcanzado su punto máximo. 

Esta misma noche, hace unas pocas horas, arrancó el despliegue militar de la Guardia Nacional de Estados Unidos con el pretexto de apoyar la seguridad fronteriza de ese país. Inició en Texas y Arizona. Ya lo ha comunicado oficialmente el Departamento de Estado y el de seguridad nacional de Estados Unidos.

Se dijo antes que este despliegue era una respuesta a una caravana de inmigrantes centroamericanos que pretendían ingresar a los Estados Unidos, una caravana que por cierto se desintegró. 

Ese fue el primer motivo, pero después Trump señaló el flujo de drogas. Es obvio que se trata de confrontar a nuestro país por motivos electorales, para no perder a su base social xenófoba y asegurar el control del congreso de cara a las próximas elecciones, que se verificarán en este mismo año.

Aunque se trata de un despliegue que todavía puede considerarse de cientos y no de miles de elementos, se trata de una afrenta a nuestra política exterior, es un insulto, es el intento de imponer una política migratoria y someter a nuestro país.

Como se trata de algo inadmisible, el despliegue militar le servirá a Trump para justificar la necesidad del muro de la ignominia que ha pretendido construir desde que inició su campaña.

No podemos subestimar el gesto, más bien, la franca amenaza. 

En ese sentido, el mensaje que dio Enrique Peña Nieto fue el correcto, pero no podemos dejar de decir que llega tarde, que le falta contundencia y que tiene también el defecto de haberse producido para consumo interno. 

En el PRI y en la presidencia saben bien que con la inflamación de la vena nacionalista los candidatos del régimen saldrían mal parado. 

El ánimo de unidad nacional no los libera de señalar que el gobierno debe defender los intereses del país, pero también abstenerse de decidir acuerdos nodales para el futuro del país como el TLC.

Al mismo tiempo, les informó que en el Senado de la República este mes de abril se aprestan a votar el acuerdo llamado TPP, sin consultar a la ciudadanía y de espaldas al pueblo están insistentes en lograr sus objetivos.

El tercero de los temas y último que me gustaría tratar es el de la violencia. Hay dos noticias recientes de Guerrero que han ocupado espacio en los diarios nacionales: parecen nuevas.

La primera fue la resistencia de campesinos sembradores de amapola en Santa Cruz Yucucani; el ejército quería erradicar sus plantíos. Además de impedir que los soldados avanzaran hacia las plantaciones, un vocero muy humilde los campesinos, de los pocos que hablaban español, hizo saber a quienes dirigían el operativo que la única manera de hacer que dejaran de sembrar era resolviendo sus necesidades más básicas, pidieron tener maestros, un hospital, una carretera pavimentada que permitiera otra vida económica. 

Esta gente, olvidada de todos los gobiernos, forman ya parte de las estadísticas de presos por cultivar especies ilegales.

En el discurso público serían, estos pobres campesinos, operadores del narco. Y no son sólo eso, son principalmente pueblos y comunidades hechas de mexicanas, trabajadoras en condiciones precarias, sin acceso a bienes y servicios básicos. 

Pocas veces se expone tan claramente la pobreza que sirve de infraestructura para el crimen, que se aprovecha de ella sin remediarla tampoco sus problemas.

La segunda noticia, más reciente, fue la intermediación del obispo Salvador Rangel para que un grupo delictivo suspendiera el corte al suministro de electricidad y agua a Pueblo Viejo. El obispo Rangel habría explicado a los criminales que estaban afectando no sólo a sus rivales, sino a la comunidad entera, a los niños, las mujeres, los jóvenes, los ancianos, a todas las familias y entonces los criminales rectificaron y reconectaron los servicios de agua y luz. Rangel entendió su lugar en el orden social y movilizó su autoridad moral y sus argumentos para resolver un problema. 

El obispo, por si fuera poco, hizo público el compromiso de ese grupo particular de no asesinar candidatos, a condición de que no se compre el voto y que se cumplan las promesas. 

Este episodio es una muestra de que sí prevalece la lógica armada del estado militar que creó Calderón y que impuso en México cuando inició su guerra absurda contra el narcotráfico no se habría resuelto este problema.

Exigimos el cambio a la estrategia de seguridad asesina por otra que ponga la paz, que traiga la tranquilidad al país y que impida que la violencia y la inseguridad sean cosa de todos los días.

Aquí como en todo el pais se levanta un ánimo de cambio, una rebelión cívica que expresa su rechazo a los corruptos y nos ofrece la esperanza de conseguir todos juntos un mejor futuro para nuestro país y para nuestra patria.

Es momento de volver a poner en el centro a las personas, sobretodo a las que menos tienen, de fomentar un país de la esperanza con un gobierno honesto, austero, dedicado a la gente, a resolver sus necesidades.

Vamos de nuevo a lazar la voz, a defender a la gente, a denunciar y combatir la corrupción este donde este.

Hagamos oír en las urnas nuestras voces para exigir de la mano de todos los agraviados de México justicia, paz, libertad, democracia y soberanía 

¡Qué viva México! 

¡Qué viva Andrés Manuel López Obrador 

¡Qué viva el Movimiento Nacional por la Esperanza! 

¡Qué viva el pueblo de México!

Muchas gracias compañeras y compañeros.

 

En los Estados

El Movimiento Nacional por la Esperanza se encuentra presente en todo el pais, Contacta al representante del NME en tu estado.

"AFILIATE"

Afiliate al NME,

¿PORQUE MNE?

  • Tema MNE

  • SEMBLANZA RENÉ BEJARANO

  • ACERCA DE MNE

Comités Vecinales serán apoyados por los Ángele... 09-11-2011

El coordinador del Movimiento Nacional por la Esperanza, René Bejarano Martíne...

Semblanza René Bejarano 09-11-2011

Profesor normalista, catedrático universitario, activista y fundador de cuatro ...

Profesor normalista, catedrático universitario, activista y fundador de cuatro partidos políticos. Actualmente es líder del Movimiento Nacional por la Esperanza, integrado principalmente por grupos de izquierda en el país.

 

Nació en uno de los barrios mas populares de la Ciudad México, el 11 de enero de 1957, en la colonia Martín Carrera. René es hijo de un michoacano, llamado Salvador Bejarano Armas, panadero que emigró al DF en busca de nuevas oportunidades y trabajó como almacenista en un comedor público de la Secretaría de Salubridad y Asistencia; y de Corazón Martínez Macías, originaria de Acatzingo, Puebla. Corazón era, como la gran mayoría de las mujeres mexicanas de aquella época, una ama de casa dedicada completamente al hogar, sin ninguna instrucción y que aprendió a leer y escribir cuando su hijo René le enseñó, tras haber ingresado a la Escuela Nacional de Maestros.  

De Monterrey, donde don Salvador y doña Corazón se conocieron, el matrimonio Bejarano Martínez se trasladó a la Ciudad de México en 1950 para establecer su residencia y procrear siete hijos varones: Carlos Guillermo, Francisco Javier, Alejandro Esteban, Salvador Rodolfo, Jorge Luis, René Juvenal y Elio Ramón.  

De los siete hermanos Bejarano Martínez, cuatro se convirtieron en profesores ya que en los años setenta, la carrera magisterial era especialmente atractiva para los hijos de familias de escasos recursos, porque además de ser razonablemente económica, podía estudiarse al terminar la secundaria y duraba cuatro años. Quienes se graduaban de las Escuela Nacional de Maestros, tenían asegurada una plaza laboral al egresar.  

René Berajano está casado con Dolores Padierna Luna, destacada dirigente del Partido de la Revolución Democrática, con quien tiene dos hijas, Celeste y Selene.  

Formación 

Siempre estudió en Escuelas Públicas. A los cinco años fue inscrito en la Escuela Primaria Juana de Asbaje, de la colonia Martín Carrera. A los 11 años ingresó a la Secundaria número 58,  Jaime Torres Bodet, ubicada en la colonia Casas Alemán. De 1968 a 1971, René cursó la secundaria.  

De forma indirecta le tocó vivir el drama de los hechos del 2 de Octubre de 1968, pues uno de sus hermanos, Alejandro Esteban, cursaba la Normal y al estar involucrado en el movimiento estudiantil, fue detenido y pasó un mes en la cárcel en calidad de preso político.  

Cursó la Escuela Nacional de Maestros en una época profundamente marcada por el sentimiento postraumático de aquellos hechos y también influido por los movimientos guerrilleros de Lucio Cabañas y Genaro Vázquez, además de la famosa “Guerra Sucia” mexicana. 

1971 es el año que marca el inicio de su participación política formal, a la edad de 15 años. Al ingresar a la Normal, de inmediato se involucró con uno de los grupos que se disputaban la Sociedad de Alumnos que detentaba la representación oficial del estudiantado ante las autoridades de la institución. Durante su primer año en la Normal, fue secretario de Becas y más adelante se convirtió en el Presidente de la Sociedad de Alumnos. La vida política de la Normal era sumamente intensa. Al interior existían grupos que tenían la mira puesta en la sociedad y el país, entonces todavía seriamente impactados por los sucesos violentos de 1968 y 1971. Como algunos otros de sus compañeros, empezó a combinar la participación en la política estudiantil con una visión más seria en uno de los grupos de la Normal que presumía de una vinculación con el Partido de los Pobres de Lucio Cabañas.   

Carrera magisterial y política 

En 1978 fue profesor de economía política en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) de México y miembro del Comité Ejecutivo del SITUAM en 1979; secretario de Organización del Comité Ejecutivo del SITUAM en Iztapalapa de 1978 a 1981.  

Fue el primer coordinador del Movimiento Sindical de Trabajadores de la Educación en Iztapalapa. Fungió también como delegado fundador del Sindicato Único de Trabajadores Universitarios en 1979 y como secretario de Relaciones Obreras del Comité Delegacional del Partido Mexicano de los Trabajadores.  

En 1985 la tragedia del terremoto del 19 de septiembre, lo llevó a participar en la creación de la Coordinadora Única de Damnificados. Tres años más tarde, en 1988 fundó junto con su esposa Dolores Padierna la Unión Popular Nueva Tenochtitlán-Centro, de la que fueron sus principales dirigentes.  

En 1989 se separa del CUD para reintegrarse de lleno al movimiento magisterial que culminaría con la caída del SNTE, Carlos Jonguitud Barrios. Años más tarde fue secretario de la sección X, la más grande en el país y en poder de la disidencia.  

El 5 de mayo de 1989, a través del Partido de la Revolución Socialista, Bejarano Martínez forma parte del grupo fundador del PRD, donde ha sido consejero nacional, diputado federal, presidente del PRD en el DF, coordinador de la campaña de Andrés Manuel López Obrador y diputado Local.  

En el PRD, Dolores Padierna y René Bejarano lograron construir la Corriente de Izquierda Democrática en 1992, que en el año 2004 se convirtió en IDN, la fuerza más importante del perredismo en la capital y la que cuenta con mayor representación en el país en la actualidad.  

Fue Diputado federal de la LV Legislatura en 1991. Presidente del PRD en el Distrito Federal durante el periodo 1993-1995. René Bejarano trabajó como maestro y además fue miembro activo y fundador de cuatro partidos políticos, que son el Partido Mexicano de los Trabajadores, Partido Socialista Unificado de México, Partido de la Revolución Socialista y el PRD. En 1995 fue Presidente del Movimiento Ciudadano y en el periodo de 1997 a 1999 fue Director General del Gobierno de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. De diciembre de 2000 a noviembre de 2002 fue secretario particular de López Obrador.  

En 2003 fue electo como diputado local a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal por el distrito XXXI de Coyoacán, una vez electo fue nombrado Coordinador de la Fracción Parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática en dicho órgano legislativo, desde donde fue el principal promotor de las reformas sociales del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.  

Crisis política 

El 3 de marzo de 2004 se presentó en el programa "El Mañanero", conducido por Brozo (personaje caracterizado por Víctor Trujillo), quien puso un video donde se observa a René Bejarano, entonces coordinador del PRD en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), recibiendo dinero de manos del empresario argentino, Carlos Ahumada.  

El 5 de noviembre de 2004 la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal solicitó la orden de aprehensión contra René Bejarano, quien había pedido licencia como legislador para someterse a los juicios que fueran necesarios para esclarecer su inocencia. El 9 de noviembre de 2004, el juez 32 penal con sede en el Reclusorio Preventivo Sur giró la orden correspondiente de aprehensión y René Bejarano fue notificado y trasladado el 10 de noviembre de 2004.  

El 6 de julio del 2005, René Bejarano salió del Reclusorio Sur, al comprobar su inocencia de las acusaciones de lavado de dinero y luego de pagar la fianza de 171 mil pesos, misma que cubrió con la escritura de su casa. René Bejarano fue absuelto y puesto en libertad. 

René Bejarano logró demostrar que nunca estuvo involucrado en ninguna ilegalidad y que el destino del dinero recibido de parte de Carlos Ahumada fue entregado a Rosario Robles, entonces presidenta del PRD y pareja sentimental de Ahumada.  

René Bejarano es una de las figuras fundamentales para comprender las raíces del cambio político, que en muchas ocasiones se han impulsado desde el Distrito Federal, y que ha vivido el país en los últimos 25 años.

Read more

Movimiento Nacional Por la Esperanza

El MNE nace ante la necesidad de desarrollar en todo el país un movimiento articulador de muchos movimientos populares y ciudadanos, promotor de la insurgencia cívica capaz de combinar la teoría y práctica, la movilización, la reflexión y el activismo, con un perfil ciudadano con énfasis en una nueva forma de hacer política.


El Movimiento Nacional por la Esperanza surge en todo el país en un afán de construir un movimiento nacional cívico popular que se convirtiera en el soporte y motor de la construcción de una sociedad democrática y justa.

El Movimiento Nacional por la Esperanza quedó formalmente constituido el 28 de agosto de 2004, por un acuerdo entre líderes sociales de organizaciones de izquierda en todo el país y al que rápidamente se sumaron diversas organizaciones coincidentes en el rechazo a la ilegalidad y en busca de construir un México mejor.

Los integrantes consideraron que una fuerza social capaz de enarbolar un programa de transformaciones políticas, económicas y sociales que garantizara la transición democrática de fondo y la realización plena de todos los derechos de los ciudadanos, daría fuerza al movimiento democrático que deseaban construir para México.

La formación del MNE se planteó como un movimiento social que se esfuerza por defender el mejoramiento de las condiciones de vida de la población y la conquista de espacios democráticos para la participación popular.

El Movimiento Nacional por la Esperanza no se circunscribe a ninguna corriente partidaria, va más allá al tratar de responder al interés de la gente como el empleo, los salarios, la seguridad social, la vivienda, la salud, la educación, las becas, los útiles escolares, el acceso a la cultura, la recreación y el esparcimiento. Además de hacer énfasis en la seguridad pública, los servicios rurales y urbanos, la garantía de los derechos de las y los homosexuales, de las mujeres y los jóvenes, de los adultos mayores y los derechos de la niñez.

Read more

VIDEO



 
 
 

MOVIMIENTO NACIONAL POR LA ESPERANZA

El MNE nace ante la necesidad de desarrollar en todo el país un movimiento articulador de muchos movimientos populares y ciudadanos, promotor de la insurgencia cívica capaz de combinar la teoría y práctica, la movilización, la reflexión y el activismo, con un perfil ciudadano con énfasis en una nueva forma de hacer política.

DIRECCIÓN MNE

  • Calle Isabel la Católica # 1003
  • Col. Niños Héroes
  • Entre Niños Héroes y Libertad
  • cp. 03440Del. Benito Juárez

CONTACTO MNE

Contactanos a:
Tel. 56-96-98-94

      52-43-72-20

Tambien al e-mail:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Está aquí: Home From the News Asamblea nacional MNE