• • En Primer Congreso Nacional del Movimiento Nacional por la Esperanza, rechazó la criminalización de la protesta social y externó su apoyo a la CNTE
    • El reto es lograr el reencuentro de todas las izquierdas del DF para lograr la Reforma Política, dijo• El Movimiento Nacional por la Esperanza cuenta con un millón de afiliados, aseguró Bejarano Martínez
  • • Dolores Padierna advirtió que a pesar de la situación nacional, no ha surgido una fuerza política, un liderazgo y un programa que den forma a la indignación social y abran el camino del cambio en 2018

Al convocar a un gran movimiento de unidad de todas las organizaciones y personalidades independientes de los poderes fácticos que permita elegir sin vetos ni obstinaciones, con altura de miras, al mejor hombre y mujer para la candidatura presidencial de 2018, René Bejarano Martínez encabezó el Primer Congreso Nacional del Movimiento Nacional por la Esperanza.

Ante más de 10 mil simpatizantes del MNE que desbordaron el “Gimnasio Juan de la Barrera”, manifestó que el divisionismo no es un comportamiento noble, y sí profundamente irresponsable.

Aseguró que en los procesos electorales de 2016 y 2017 deben seleccionar a las mejores candidaturas de hombres y mujeres de la izquierda que puedan competir y posicionar más al proyecto alternativo de nación.

En el encuentro que escucharon afuera unas dos mil personas que no pudieron ingresar al inmueble de Churubusco y División del Norte, estuvieron presentes, la maestra Ifigenia Martínez, los senadores Miguel Barbosa y Luis Sánchez; Ricardo Cantú, del PT, Agustín Guerrero y representantes de las embajadas de Cuba, Argentina y Palestina, así como representantes del jefe delegacional en Cuauhtémoc. En tanto, el presidente de PRD, Agustín Basave mandó un mensaje de solidaridad y reconocimiento a los dirigentes del MNE por la convocatoria a todas las fuerzas democráticas del país y la ciudad y que lucharán juntos a favor de la democracia.

Llamó a exhibir el oportunismo colaboracionista y simulador de algunos dirigentes de la izquierda y retomar las riendas del trabajo político en el Distrito Federal para que siga gobernado por la izquierda.

Frente a la heredera de la alta traición que hizo mancuerna con el PRI recalcitrante que encabeza Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, el dirigente del MNE, llamó a retomar el trabajo político de todas las izquierdas para que la ciudad de México siga siendo gobernada por éstas. El reto es un rencuentro unitario de todas las izquierdas capitalinas para lograr la reforma política a través de un Congreso Constituyente, cuyos integrantes emanen del sufragio y ninguno sea ungido por dedazo.

Sostuvo que no hay que confundirse, que el PRI y el PAN son del mismo corral, aunque hoy se presenten como reciclados frente a la opinión pública, para la gente sabe que siguen siendo lo mismo, que  no han cambiado.

Pidió la militancia del MNE en la capital del país a oponerse a la privatización del espacio público disfrazado de supuestas zonas culturales y estadios que se están concesionando en lo oscurito a particulares.

Convocó a retomar el rumbo y a tomar distancia del pragmatismo oportunista, trepador e inescrupuloso de algunos dirigentes, así como del izquierdismo infantil contestatario y provocador de otros, porque ambas conductas, dijo, sólo han beneficiado a la derecha bicéfala y sus aliados.

En el MNE, agregó, miles de personas, con  militancia política o no, nos estamos organizando para contribuir a la unidad de las fuerzas democráticas y de la izquierda. Somos una apuesta estratégica equidistante del colaboracionismo entreguista y del sectarismo obcecado. Nos coordinamos para seguir una línea congruente con la izquierda democrática en un proceso de acumulación de fuerza.

“Elegiremos dirigentes, encontraremos más líderes, formaremos nuevos cuadros, recuperaremos militantes, realizaremos gestiones sociales exitosas, promoveremos obras, canalizaremos proyectos productivos y conquistaremos espacios de representación”, señaló.

Explicó que en esta agrupación hay equidad, respeto, dignidad y poder desempeñado por mujeres y hombres; donde quieren jóvenes como becarios, no sicarios. “Aquí se valora la diversidad, la pluralidad y la integridad; se combate todo tipo de violencia hacia las mujeres; se busca ampliar y preservar los derechos de la niñez”.

Al manifestar todo su apoyo a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Bejarano Martínez se pronunció por rescatar al magisterio, porque las y los rpofesores no pueden ser tratados como delincuentes y ser acarreados en helicópteros de la Policía Federal Preventiva.

“Si hay tanta obsesión por la evaluación, dijo, que Enrique Peña Nieto se someta a un referéndum revocatorio para que la ciudadanía evalúe y califique su actuar y decida si debe seguir al frente del Poder Ejecutivo o que se vaya”, sostuvo.

 

Por su parte, Dolores Padierna Luna afirmó que el MNE nace de la necesidad de construir una alternativa de izquierda; una alternativa congruente, libre de visiones sectarias y de flaquezas oportunistas. Es una fuerza que promueve la unidad, que es parte viva de las causas del pueblo con visión de futuro.

Advirtió que a pesar de que los problemas del país se acumulan y se agravan, no ha surgido una fuerza política, un liderazgo y un programa que den forma a la indignación social y abran el camino del cambio en 2018, por lo que el reto de la izquierda dividida, aseguró, es construir la alternativa. Sin embargo, “esto no será posible desde el sectarismo fundamentalista ni del oportunismo colaboracionista. Ninguna de esas expresiones construye mayorías ni proyectos hegemónicos”.

Al hacer un diagnóstico de la crisis que vivimos como país, agregó que la gran tarea es reconstruir la unidad y la fortaleza de la izquierda, por encima de diferencias; convencer a más y más de que es posible salir de ese camino que ha cancelado el futuro de millones de personas.

Presentó 15 compromisos del MNE, entre los que mencionó definir y darle seguimiento a las tareas de nuestra agenda municipalista, principalmente lo relacionado con el ejercicio del presupuesto 2016; realizar la negociación federal correspondiente  para la gestión de los proyectos productivos; realizar encuentros en los 300 distritos federales del país, iniciando por los 14 estados que tendrán elecciones locales; realizar este mes el Encuentro del Movimiento Binacional por la Esperanza en Estados Unidos y participar en las acciones de diversos movimientos que tengan como objetivo oponerse a las llamadas reformas estructurales, principalmente la energética y la educativa, entre otros.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Más Leido